La agenda del vendedor


Inauguramos sección. Se trata de 'Epígrafes de la Agenda del Vendedor', una etiqueta inspirada en mi vieja agenda de comercial. Quien se haya dedicado al mundo de las ventas alguna vez, conocerá la agenda que los intrépidos comerciales llevan agarrada en su mano derecha o izquierda, según sean sus habilidades motrices, con fuerza y sudor. Unos libros encuadernados en piel o cartón, plástico las pocas veces e imitación de cuero las muchas. Unos cuadernos con las fechas diarias, con espacio para escribir las citas, recordar datos o hacer cálculos rápidos e improvisados en mitad de un negocio. Las nuevas tecnologías han ido relegando a las agendas de papel, sustituyendo la mancha de sudor de la mano en el lomo del cuaderno por el pringue de las yemas de los dedos en las pantallas táctiles.



El homenaje consistirá en la "copia" de los sabios consejos, los refranes y las frases grandilocuentes que solían venir en el encabezamiento o en el pie de página de las hojas de cada día... junto con los santos y santas de cada jornada. También en la redacción de curiosas "experiencias" de ventas o de vendedores. A veces era curioso ver una cita de Troski escrita en el día de San Judas, ¿casualidad o con toda la mala intención? En fin, en las aburridas esperas a que el cliente se dignase a recibirte, la lectura apasionada y devota de esos misales del vendedor, ayudan a pasar mejor la estresante jornada laboral. Por fortuna he guardado alguna de esas agendas viejas, incluso, he jubilado mi Blacberry comprándome para este 2012 una de tapas de cuero, con doradas cantoneras protectoras de latón; por lo que puedo compartir la sabiduría adquirida en ellas con ustedes. Ahí va un ejemplo:

"Mejor no hacer nada que hacer cualquier cosa"


Comentarios