Marines infames, marines orinando sobre supuestos cadáveres de talibanes




Un vídeo donde aparecen cuatro marines de los EEUU orinando sobre varios supuestos cadáveres de talibanes se colgó en la Red, siendo de fácil acceso para millones de personas. El Departamento de Defensa y la Secretaria de Estado Hillary Clinton se mostraron horrorizados e indignados, pero sobre todo se sintieron alarmados por la posible ola de violencia contra intereses de EEUU en el mundo musulmán como actos de venganza. Desde luego las imágenes son asquerosas, denigran al género humano y van en contra de cualquier principio de democracia y de civilización que USA o cualquier otro país del mundo albergue. Es sencillamente una barbaridad propia de salvajes inhumanos. Sin embargo, no sé si ha sido la pericia de la diplomacia americana o que el vídeo enseguida se etiquetó como posible montaje, una broma de pésimo gusto, pero las imágenes indecentes del vídeo no han parecido tener la esperada “respuesta salvaje” de los integristas islámicos.

Sean o no ciertas esas imágenes, aunque parece que las investigaciones apuntan a que el vídeo es real, lo que muestran es gravísimo y una estupidez. Es extraño que hayan cometido una torpeza así los marines, un cuerpo armado de los EEUU que aunque odiado por muchos por representar el “poder imperialista”, tiene una historia de honor y caballerosidad en combate innegable, que por ejemplo, en la II Guerra Mundial les convirtió en los soldados más respetados en todos los frentes. Por eso estas palabras de su portavoz, Kendra Hardesty, resultan creíbles: "Aunque no hemos verificado todavía el origen o la autenticidad de este video, las acciones que muestra no son coherentes con nuestros valores y no son indicativas del carácter de los infantes de marina”.

Es también una insensatez difundir imágenes infames que atentan contra el sentir islámico, que sólo lograrían echar leña al fuego del odio y la violencia. Es de idiotas emplear imágenes con fuerte contenido simbólico contra los musulmanes, el Islam no es idólatra, no existen imágenes en su religión de seres humanos (expresamente no se prohíbe en su arte, pero no las prodigan), es decir, el valor al concepto no se lo dan por lo que representa la imagen y sí por la autoridad del maestro o de la norma sobre ese precepto. Por eso reaccionan tan airadamente, sobre todo los más devotos, cuando se dibuja, ilustra o escenifica a Mahoma o Alá en Occidente, los casos de caricaturas, películas… etc. El imbécil que las grabó y el que las colgó (si fue para denunciar había otras formas) en Youtube, han hecho un estropicio que pudo y podría afectar de forma imprevisible a las negociaciones, muy avanzadas, de paz con los talibanes, pero no por suponer una afrenta al Islam, sino por resultar tan inhumanas e incivilizadas que ponen a los "libertadores" a la altura (o más bajo) de los "medievales" bárbaros talibanes.

El seguimiento de esta canallada que Pax augusta ha realizado para sus lectores, puesto que el vídeo apareció hace ya una semana, trae buenas noticias, el proceso de paz continúa y los portavoces de los talibanes han querido quitar hierro –sorprendentemente- al asunto; parece que se han quedado satisfechos con la reacción firme del gobierno de Kabul instando al Pentágono para que investigue con detalle el incidente y se castigue ejemplarmente a los culpables. Como lo oyen, los afganos del gobierno de Karzai y los talibanes unidos dando lecciones de justicia y de derechos humanos a la Administración de Washington.

Comentarios