Malvados de ayer y hoy. Malas personas VIII

El actor Joseph Wiseman como Doctor No, el supervillano de los films de James Bond 

La última reflexión que hacíamos en Pax augusta era sobre una campaña denuncia de una ONG contra un criminal especializado en el secuestro de niños, el vídeo sobre el asesino Kony. Nuestra postura era escéptica, porque la vemos- a la campaña- muy simplista y un tanto "mercantilista"; sin embargo, informar de sus crímenes y denunciar a los grandes villanos  siempre es bienvenido, si es para poner en alerta a los que sí pueden detenerles. En nuestra opinión las ONG deberían ir al grano de sus funciones. Por ejemplo, "Niños Olvidados", la promotora de ese vídeo sobre Joseph Kony olvida el propósito principal de su causa, esos menores maltratados, y se convierte en una especie de "superhéroe" justiciero para conseguir notoriedad pidiendo la captura del malo. En su país, EEUU, les acusan de montar esta campaña para desviar la atención de varias acusaciones (llevadas a los tribunales) que pesa sobre ellos de irregularidades contables en sus actividades. Incluso, más "podrido huele en Dinamarca", hay fotos de miembros de la ONG con rifles junto a los rivales (otros caciques) del jefe ugandés Kony.

La captura y el ajusticiamiento de los malvados debe ser una aspiración de justicia universal y un acto de civilización. Kony y otros "perversos seres" (y disculpen la calificación de estos tipejos como si fueran los antagonistas de un cómic) actuales deberían ser juzgados por sus actos viles en los tribunales competentes... y no esperar a que les juzgue la historia. Continuamos nuestra serie de "Malas personas" con un texto de nuestro colaborador habitual, Luis Pérez Armiño; en esta colaboración Luis "atrapa y juzga" a un malvado que aparece en los libros de historia como actor determinante de una época que se llamó "periodo del Terror"... 



Comentarios