El terrorista anarquista y el violento urbano. ¿Paralelismos?


Tenemos otra excelente colaboración de Luis Pérez Armiño. Siguiendo con sus artículos históricos sobre terrorismo esta vez nos  hace una introducción al fenómeno anarquista violento. El anarquismo fue un movimiento de grandes miras y breve vida. Los anarquistas de ahora resultan tan anacrónicos quizás por eso, son como embriones de algo que nunca nació: la Anarquía general. Podemos encontrar situaciones de anarquía, pero no sistemas anarquistas... al menos en la sociedad, en la naturaleza es otra cosa, aunque por lo visto son sistemas de anarquía organizada. 

Hay una actividad violenta actual, que no llega al terrorismo mortal, que comparte con ese terrorismo anarquista su carácter urbano y su "espíritu" radical de protesta social. Me refiero a los violentos que revientan manifestaciones o huelgas legales y pacíficas, por ejemplo. Ocurre con frecuencia en Barcelona, curiosamente. Digo curiosamente porque la Barcelona de principios del siglo XX fue uno de los escenarios europeos de terrorismo anarquista más virulento. Ahora, las escenas más salidas de tono en las últimas protestas sociales españolas se han dado en la capital catalana. Se trata de los grupos (minoritarios y pequeños, como indica Luis que eran los anarquistas decimonónicos) que los políticos y la prensa han bautizado como "anti-sistema", a los que también se les llamó anti-globalización porque se dieron a conocer en las manifestaciones contra cumbres donde ese poder de la Globalización era más ostentoso (Davos, Cumbres del G-20... etc.). Desde luego no se les puede comparar en el nivel de violencia, aunque sí en las "líneas y contornos". Ambos nacieron en momentos de profundo malestar social y económico, significándose contra la paz cívica de cada época.

Leer el texto de Luis Pérez

Comentarios