¡Viva España, viva América Latina!

Banderas de los países Cumbre Iberoamericana 

"¡Viva España, viva América Latina!" De esta forma tan contundente se iniciaban el pasado mes de febrero las emisiones de un nuevo canal de televisión hispanohablante. Se trataba de la cadena iraní HispanTV que, según ha informado la televisión estatal que la controla, emitirá durante las 24 horas del día. Los persas siempre fueron buenos diplomáticos, lo que no conquistaban con las armas lo hacían con sus embajadas. En este caso la creación de una tele en español ha formado parte de la ofensiva internacional iraní para recabar apoyos frente a las presiones occidentales contra su plan de desarrollo nuclear. El mismo presidente Mahmud Ahmadineyad fue el encargado de inaugurar la cadena hispana con ese grito en un exótico castellano: "¡Viva España, viva América Latina!" 

Es evidente que el canal iraní en español responde a la estrategia de continuar en buena sintonía con países latinoamericanos muy críticos con EEUU, el principal hostigador del gobierno de Ahmadineyad. Entre esos estados hispanoamericanos más beligerantes contra el “imperialismo yanqui” está Venezuela, el presidente Chávez intervino como invitado de honor con un discurso el día que se lanzó a las ondas televisivas la cadena. Pero lo más curioso es el encabezar el ¡Viva! con España. El gobierno español se ha mostrado partidario desde el inicio de la tensión internacional con Irán de los bloqueos comerciales a Teherán y las restricciones de las exportaciones petroleras iraníes. Sin embargo, el régimen iraní sabe de las simpatías que en el fondo tienen gran parte de la opinión pública española hacia Irán, más en concreto hacia el pueblo iraní. La referencia cultural debía primero mencionar a España, obviamente, para crear un canal de difusión del español en el mundo musulmán. Uno de los programas principales de la cadena es el recorrido histórico por el Al-Ándalus, haciendo reportajes actuales en las ciudades españolas con huella islámica. 

En el reciente conflicto entre empresas españolas y gobiernos latinoamericanos, el posicionamiento de HispanTV ha sido claramente pro latino. La reputación de España y su imagen ha sido sacudida con los viejos fantasmas del imperialismo y el colonialismo, como señalábamos que ocurriría en otra de las entradas de este Blog. Por otra parte es el mono discurso del régimen de Teherán, aunque su demonio principal es EEUU y Europa, en general. También se han visto reportajes moderados, en los que se proponían como intermediarios para llegar a un buen entendimiento, como si el persa se sintiera parte de esta comunidad cultural de pueblos (a través del Al-Ándalus muestran su “faceta hispana”). Sobre todo en el caso de la Eléctrica de Bolivia, donde los españoles han aparecido más como negociadores de buena voluntad que como soberbios “conquistadores”. 

En resumen, una cadena que parece sigue viva, a pesar de parecer creada como mero apoyo de una estrategia diplomática. Su lema es hacer ver al mundo la “verdadera América Latina” y no la tergiversada por Europa y los malvados EEUU. Ver HispanTV.




Comentarios

  1. Hola Gustavo:
    Muy buen artículo, evidencia la íntima relación entre la lengua y el poder.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. En América del Sur hay algo parecido, TeleSURtv, 'La señal informativa de América Latina'. Se trata de un viejo sueño suramericano de tener una agencia informativa independiente de los grandes medios de E.E.U.U. Tiene un enfoque conciliador en todo lo que hace a las relaciones suramericanas; allí es donde te enteras que Chávez no se lleva tan mal con Santos y viceversa.
    En lo internacional tiene un enfoque parecido al de la cadena Hispanoiraní; también está la agencia Hispanorusa y la Hispanochina.
    Creo que lo mejor es triangular perspectivas y leer información que provenga de diferentes agencias. No sé qué te parece...
    Y lo de ¡Viva España! pienso que, -además de lo que dices- es porque se dieron cuenta de que en América Latina esa es una expresión tan simpática como podría ser ¡Viva México! ¡Viva Chile!
    Un saludo afectuoso

    ResponderEliminar
  3. En su momento ya os di las gracias y comenté por e-mail mi parecer. Como veo que la entrada tiene visitas y que interesa, vuelvo a incidir en mi idea. La diplomacia iraní no es tan mala como podría pensarse y siempre es buena idea estrechar lazos con quien te apoya. Lo de crear una tele en español en el "mundo iraní" y su entorno de influencia (pues no es el mismo que el "mundo árabe") me parece un acierto por su parte... la lengua y el poder están estrechamente ligado. Lo que me recuerda que debo mejorar mi "puñetero inglés"...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada