Aumentan en España los usuarios de comedores sociales



Desde luego toda la realidad española no es ese fragmento de neorrealismo simplista del reportaje fotográfico publicado hace unas semanas en el New York Times, donde entre otras imágenes se veía a una persona rebuscando en la basura, hecho que podía haberse registrado desde que existen contenedores de basura en nuestras calles, que no tengo el dato exacto, pero no me equivoco mucho si digo que es desde mediados del siglo pasado. Sin embargo, es contundente reflejo de una realidad que sí se constata en este último año, el más duro de la crisis de la zona euro, el aumento de personas que han perdido sus recursos básicos y deben buscarse "la vida" de las formas menos dignas... aunque lo hacen (mucho más que rebuscar comida) acudiendo a lugares de gran dignidad como son los comedores sociales. 

El aumento de personas, familias enteras, que acuden a los comedores sociales (gestionados por organizaciones religiosas o no gubernamentales) son realidades, de esas que demuestran que la economía deja de ser terreno de números, porcentajes e índices y pasa a ser una consecuencia que afecta a los derechos fundamentales de los ciudadanos. La crisis afecta a todos y el sistema de bienestar, con los derechos sociales básicos garantizados por el Estado, se resiente y es agredido por las políticas económicas que abandonan el mantenimiento del Estado de bienestar para solucionar, únicamente, los problemas de déficit de esos Estados acogidos a la autoridad del libre mercado y el capitalismo globalizado. Cuando se abandonan o reducen al mínimo los derechos sociales porque el Estado decide endeudarse para pagar la deuda financiera en lugar de la social, se deja sin cobertura y ayuda a más personas. Es un razonamiento sencillo, una resta que suma.

Hace más de 70 años en Madrid también aumentaron los usuarios de comedores sociales, las circunstancias que provocaron esta "suma" fueron otras, pero las causas similares. Un Estado atacado por fuerzas golpistas que se fue desintegrando sin poder atender a sus ciudadanos. La serie de artículos históricos sobre la 'Ayuda Suiza a España' en la Guerra Civil de nuestro colaborador, Luis Manuel Expósito, llega a la parte donde nos relata cómo los voluntario suizos, liderados por Rodolgo Olgiati, organizaron varios de ellos.

Comentarios

  1. A lo que diga el New York Times no creo que le tengan que prestar la más mínima importancia. Hace unos días leí un artículo de un español, muy preocupado él por la 'imagen' de España que trasmite el New York Times. El artículo se llamaba '¿España es un país pobre?'. La verdad es que el New York Times haría muy bien en preguntarse '¿Estados Unidos es un país pobre?', '¿Estados Unidos es un país subdesarrollado?'. Tienen unas estadísticas sociales que dan miedo, además de la deuda externa más grande del mundo. Sobreviven mediante unas maniobras especulativas que no tienen antecedentes históricos: algunas de ellas apuntan, claro está, al bolsillo de los europeos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario