El Demonio forma parte de nuestra experiencia...


"El Demonio forma parte de nuestra experiencia. Nuestra generación le ha visto lo suficiente como para tomarse el mensaje muy en serio. Sostengo que el mal no es contingente, no es la ausencia, o la deformación, o la subversión de la virtud ( o de lo que consideremos su opuesto), sino un hecho obstinado e irredimible". 

Esta cita es del filósofo Leszek Kolakowski y la hace tras reflexionar con otros intelectuales sobre la etiqueta (merecida) del siglo XX como "el siglo del Mal" y como "a la sociedad secular moderna le resulta incómoda la idea del 'mal'. A los liberales les desagrada su intransigente absolutismo ético y sus resonancias religiosas. Las grandes religiones políticas del siglo XX preferían explicaciones instrumentales, más racionalistas, de lo bueno y lo malo, lo correcto y lo equivocado. Pero tras la Segunda Guerra Mundial, el exterminio nazi de los judíos y la creciente conciencia internacional de la magnitud de los crímenes comunistas, el 'mal' se volvió a deslizar en el discurso moral e incluso político. Hanna Arendt fue quizá la primera en reconocer esto, cuando en 1945 escribió que 'el problema del Mal será la cuestión fundamental de la vida intelectual de la posguerra en Europa'..."

Fragmento del libro "Sobre el olvidado Siglo XX" del historiador y politólogo, Tony Judt

Comentarios

  1. Yo estoy firmemente convencida de que el Mal existe, y lo veo casi todos los días. Pero...como el universo es dual, también existe el Bien, solo que las cosas buenas salen menos a relucir. Abrazos, Gustavo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, eso parece, el Mal tiene mejores publicistas y un marketing más atractivo... Más abrazos, Mabel

      Eliminar

Publicar un comentario en la entrada