Vendedores de Justicia



"El que no quiera vivir sino entre justos, viva en el desierto."

Lucio Anneo Séneca (Córdoba 4 a. C. - Roma 65 d. C.)

Esta cita encontrada en mi vieja agenda de ejecutivo de cuentas, impresa en una esquina del dietario junto al santoral del día, es de un cordobés contemporáneo de Cristo, aunque vivió más años que el Mesías. Es famosa la ironía mordaz de este hispanorromano del siglo I. En este caso la cita nos viene bien, aunque vendría bien ahora y dentro de otros dos mil años, para introducir el nuevo texto de nuestro colaborador Luis Pérez, que en Pax augusta se está especializando en la sección "Estudio del Mal" (es dónde más textos de él encontrarán en el blog) y que trata de otro "malvado", Radovan Karadzic. Aunque esta vez reflexiona sobre si a la Justicia no habría que quitarle "ciertos velos" y dejase de ser ciega a otras responsabilidades, incluidas las de los poderes que sustentan al Tribunal Penal Internacional (TPI) de La Haya. 

Comentarios