Día Internacional del niño 2012; en España aumenta la pobreza infantil




Hoy ha sido el Día Universal o Internacional del Niñ@. Algo que suele pasar desapercibido, pues cada día existe un motivo de rememoración o conmemoración y existirá hasta el “Día del Malvado”. No lo he buscado en Google, pero en cuanto termine este post del blog lo haré, por curiosidad a ver que sale. Este Día Internacional del Niño quiero significarlo en Pax augusta por un motivo nada amable. Un dato, un “humano dato”, cuando normalmente a los datos se les etiqueta de “inhumanos”.

En España han aumentado los niños en situación de pobreza. La crisis ha dejado a familias con niños pequeños en el “umbral” de la pobreza. Qué palabra tan bella, umbral, usada para referirse a rondar los dominios de algo tan feo, la miseria.  El estudio de varias ONG es alarmante, es con datos que proporciona el mismo Estado, informes sobre el aumento de ayudas y prestaciones a niños que no pueden ser ni dados de merendar por sus padres. Niños que se apuntan a actividades lúdicas-educativas subvencionadas (aunque cada vez hay menos dinero para ello)  por las Administraciones porque durante su realización se da de comer o de merendar a los pequeños.


Día Internacional del Niño que tenía, en cambio, cifras generales optimistas sobre las mejoras en muchos de los aspectos que la ONU (UNICEF) se había planteado en los ‘Objetivos del Milenio’. En porcentajes globales, de todo el planeta, la escolarización de Primaria llega casi al 90% de los pequeños, incluso se está alcanzando la paridad de escolares niños y niñas, algo impensable hace tan solo 10 años. El Objetivo de la Educación Primaria Universal fijado para 2015 no parece una utopía.

Son datos optimistas de futuro, parecerían ingenuos datos o inocentes datos. Así deben ser, de una inocencia esperanzadora porque todos fuimos niños y porque todos queremos un futuro para esos niños que fuimos, somos y para los que lo serán. Es un Día en el que el optimismo de los funcionarios de UNICEF es creíble. Uno de ellos hablaba de que no menospreciemos que podamos ser la generación que logre erradicar la pobreza infantil. Calculaba que el objetivo se cumpliría en 2020. Curiosa fecha: el 20 de noviembre del 2020. Nos la apuntamos con letra de palo en nuestra agenda. 


Comentarios