Palestina, habitación pequeña sin ventanas pero acogedora



Enhorabuena, pueblo palestino. Ha sido una victoria diplomática más rotunda de lo esperado en la Asamblea General de Naciones Unidas. En la última entrada del blog  se decía que Europa acudía desunida a la votación y así ha sido, con la única "sorpresa" de que finalmente Alemania se ha abstenido, cuando advirtió que votaría no y Reino Unido, que insinuó que votaría de forma afirmativa, al final también se abstuvo. Esa casi unanimidad de América Latina se rompió con el voto negativo de Panamá y las abstenciones de Guatemala, Colombia y Paraguay. Aún así el voto del SÍ fue mayoritario en Latinoamérica y en Europa, finalmente, fueron pocos los votos negativos.

La resolución tuvo 138 votos a favor y solo 9 en contra, más 41 abstenciones. Esta disposición aprobada por mayoría absoluta en la Asamblea General consigue el propósito planteado a la ONU por el presidente Mahmud Abás y eleva el estatus de la ANP (Autoridad Nacional Palestina) de 'entidad observadora' a  'Estado observador no miembro' (la misma categoría que el Vaticano, por ejemplo). Esta resolución histórica consolida la línea diplomática llevada a cabo por Arafat y la OLP desde los años sesenta y frente a la comunidad internacional es un triunfo de apoyo al derecho del pueblo palestino a la autodeterminación con un Estado de Palestina configurado respetando las fronteras de 1967.

Es empezar en una habitación pequeña y sin ventanas, lo de Estado observador, pero ya es poner los dos pies en el 'Gran Hotel de las Naciones Unidas'.

Comentarios