América Latina, zona de paz, en el Día Escolar de la Paz



Acaba la II Cumbre de la CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) y en su declaración final existe una propuesta de intenciones que por utópica resulta llamativa y, como no, hermosa y factible: declarar a América Latina como región de Paz. Cuando muchos ponentes en las reuniones han mencionado y criticado, de manera más o menos sutil o de forma contundente, al militarismo y la diplomacia de acero de Estados Unidos, este titular dentro del texto de conclusiones finales de la cumbre no deja de ser otro "recado", mensaje, al poderoso vecino del Norte de una comunidad latina cada vez más unida...al menos en los foros internacionales de presión política.

De cultura de la No violencia y de Paz está muy necesitada una región que sufre aún la acción de guerrillas paramilitares, narcotraficantes armados hasta los dientes (por EEUU en muchos casos) o, simplemente, bandas urbanas o marginales como el fenómeno de las 'Maras' en Centroamérica. Pero la propuesta de esa declaración final de la CELAC hace más referencia a la "macro-política", que piensa en los intereses geopolíticos de cada país, pues se interpreta como la intención de no usar medidas militares para resolver los conflictos fronterizos y los posibles futuros problemas entre vecinos. Una declaración solemne para NO usar la fuerza militar; algo muy loable por parte de los mandatarios latinos aunque sea el acuerdo "más simbólico" de todos los establecidos en los 26 documentos aprobados en la cumbre celebrada en La Habana.

Posturas simbólicas o no, hablan con claridad de los intereses estratégicos de una zona del mundo que se debate entre el viejo poder de Occidente y el nuevo empuje y poder de Asia. Hasta ahora no han podido ser el contrapeso de un mundo que les etiquetó de zona de baja o media influencia internacional. Esa percepción, tras reuniones como la última de la CELAC, quiere ser cambiada. América Latina desea ser un referente mundial del hacer distinto, del poder "hacer las cosas" de otra forma diferente a como se hacían y suelen hacerse en la escena internacional, dominada o influenciada por el poder militar -y policial- de EEUU.

No está de más, desde luego. Pero acostumbrados a poner "peros", nos gustaría que uno de esos documentos con proyectos de futuro tuviera a la enseñanza y educación de las nuevas generaciones latinas (las escuelas) en la Cultura de la No-violencia y la Paz como asunto clave. En los más de 80 artículos de la declaración final no encontramos una referencia concreta al tema educativo y cultural, donde se podría hablar de esos valores; aunque somos honestos y reconocemos no estar informados de los casi otros 30 puntos expuestos en otros tantos textos. Nos quedamos, pues, con esa feliz declaración de 'Zona de Paz' de América Latina en el Día Escolar de la Paz. 

Fuente de la fotografía:
http://www.periodicocorreo.com.mx/files/Celac2014_289194996.jpg

Comentarios