Mujeres libres y solidarias: 'Los niños de la guerra que se quedaron en España' (IV)

Lucía Sánchez Saornil en 1933

En la última entrega de la serie de artículos Colonias y Hogares Infantiles en la comarca de l’Horta Nord (1936-1939) del historiador y colaborador de Pax augusta, Luis Manuel Expósito Navarro, descubrimos que los hogares infantiles de su localidad, Burjassot (Valencia),  para el refugio y asistencia de los ‘niños de la guerra’ que provenían del frente central (Madrid) tuvieron como promotoras a una generación de mujeres libre y solidarias en la España republicana; una gran generación de periodistas, escritoras, políticas, intelectuales y artistas que tardaría mucho en repetirse. La dictadura franquista iba a imponer a la mujer española el mandato tradicional de atender al hogar y al marido y los hijos, condenándola a una vida pacata, apartándola de toda la actividad política y cultural hasta bien entrada la década de 1960.

Es la poetisa y activista (periodista fundadora de la revista Mujeres Libres) anarquista Lucía Sánchez Saornil la que sirve de fuente documental a nuestro colaborador para exponer la existencia y funcionamiento de varias guarderías y hogares infantiles en Burjassot. Estas colonias o refugios para los niños víctimas de la guerra civil española sirvieron de “centros pilotos” o significaron la realización de una idea original y temprana, pocos meses después de comenzar el conflicto, de la ministra Federica Montseny y de la médico Amparo Poch y Gascón, feminista, que era su consejera en el Ministerio de Sanidad y Asistencia Social. Porque el proyecto no era solo un gesto de solidaridad, detrás tenía el espíritu de aplicar nuevas técnicas pedagógicas, modernizar la asistencia social.

La guerra iba a marcar con su implacable ritmo de caos e inestabilidad la acción inteligente de estas mujeres. La derrota de la República acabaría con cualquier proyecto pedagógico de asistencia social, los vencedores traerían de nuevo a las religiosas y su espíritu de caridad para hacerse cargo de estos menores. A pesar de todo, los testimonios y fotografías de esos hogares infantiles durante el conflicto muestran a niños felices y en paz.

Leer: 'Los niños de la guerra que se quedaron en España' (IV) 

Comentarios