Cuba y los Balcanes, posible relación de análisis

Fotomontaje del editor del Blog

Los deshielos en la historia suelen dar noticias curiosas. Encontramos a la cría de un mamut casi completa y en perfecto estado de conservación. A un hombre del neolítico europeo, el hombre de hielo de las grandes montañas del centro de Europa, momificado gracias a la congelación extrema y cuyo análisis forense nos demuestra que fue acosado y "cazado" hasta la muerte por algún enemigo que le dejó morir en esos altos valles. Algo así provoca, también, el deshielo político de la larga guerra fría vivida en el mundo. En el continente europeo la división en bloques era algo más que ideológica, era y es física. Tan física como que concierne a las fronteras, al "cuerpo", de los países-Estados que componen Europa. Al cuerpo de los Balcanes todavía le estamos haciendo el análisis anatómico forense...no desde el Neolítico, como al 'Hombre de Ötzi', pero casi.

¿Que todavía no ven la posible conexión Cuba-Los Balcanes? Me explico. Mi posible teoría tiene que ver con "los procesos de deshielo". El acercamiento para normalizar las relaciones rotas y bloqueadas desde 1961 entre EEUU y Cuba supone el inicio de un deshielo que dejará "algo" a la vista. Veremos si ese "algo" es la apertura de la isla caribeña a modelos democráticos o a una larga transición hacia un modelo híbrido, tolerado por Occidente, para dar total cabida a La Habana en el concierto internacional. El deshielo es lo que tiene, que hasta que no ha desaparecido la última capa de hielo no sabremos qué encontraremos y en qué estado.

En el caso de la antigua Yugoslavia el hielo comenzó a derretirse también a partir del "hito", la caída del Muro de Berlín (1989-1990), pero ya dentro de lo que se denominaba "bloque comunista" tenía este Estado balcánico, fundado por el Mariscal Tito, unas particularidades que hicieron de su "deshielo" una incógnita que, por desgracia, derivó en las últimas guerras europeas del siglo XX. El habitual colaborador de Pax augusta, Luis Pérez Armiñonos deja un agudo análisis sobre Serbia (cuerpo principal de la desaparecida Yugoslavia) y sus problemáticas relaciones con la Unión Europea. Una vieja Europa que olvida tener "casos forenses" sin resolver como la situación de Kosovo en la anatomía internacional. 


Comentarios