Cumbre Iberoamericana de Veracruz, conclusiones y opiniones

I Cumbre de Guadalajara, México (1991). Foto EFE. fuente de la imagen

Bien está lo que bien acaba, es un dicho español que ya no se usa mucho. Un refrán que, sin embargo, debe aplicarse siempre a las últimas Cumbres Iberoamericanas celebradas para advertir que podemos considerarlas buenas sólo cuando se han concluido. La buena voluntad de los que acuden, porque sigue siendo una reunión "familiar" a pesar de estar reñida esa familia, hace que al final se saquen conclusiones positivas. Pero que eso no nos lleve a engaño, la cumbre (que, por ejemplo, hasta este año era anual) de la Comunidad Iberoamericana ha tocado fondo como engranaje diplomático y entidad asociativa internacional. Esta de México iba a ser la de la renovación y resurgimiento, pero ha quedado en la de la esperanza de que así sea en la próxima de 2016 en Colombia. Al menos se han puesto ciertas bases para esa renovación, lo vemos en estas conclusiones.

A España le ha costado mucho siempre dejar el papel de promotora y madre patria, algo que le obligaba a liderar y que los demás asumían por una cuestión de cultura y educación, pero la renovación y la mejor eficacia de estas cumbres iberoamericanas pasaba por compartir liderazgos y que el país europeo asumiera un papel más modesto y realista. En el último lustro así parece haber ocurrido, pues una de las brechas de estas cumbres estaba en el papel cada vez más protagonista de los países del Sur con "línea bolivariana" que preferían articular otro tipo de cumbres más regionalistas para conseguir un mayor poder y presencia internacional. El caso de la también reciente Cumbre de UNASUR sería el mejor ejemplo de lo que hablamos.

En la Cumbre de Veracruz se dieron una serie de coincidencias que en otros tiempos "menos revueltos" (crisis económica mundial) hubieran tenido mayor calado en los análisis posteriores. Por citar una, era la primera cumbre del nuevo rey de España Felipe VI tras la abdicación a su favor de su padre, el rey Juan Carlos I, uno de los personajes más ligados a la misma existencia de estas cumbres. Es notoria la falta de crítica o crónica política sobre la actuación del nuevo monarca en los medios de comunicación iberoamericanos; en España, hasta cierto punto, se puede entender pensando en el "que la opinión pública no está ahora para esas cosas". A grandes rasgos, el nuevo rey no ha desentonado, incluso se puede decir que ha aportado el tan necesario "aire fresco" y look de modernidad para estas cumbres que van a cumplir los 25 años de celebraciones.


Felipe VI y el presidente mexicano Peña Nieto. EFE. Fuente imagen

No obstante, entre las coincidencias también está el hecho de que se celebrase en Veracruz, en México, país que acogió la primera cumbre (Guadalajara, 1991) y que fue promotor de ellas en una época en la que se usaba este tipo de reuniones para relanzar la idea de regeneración democrática; era la España de un joven rey Juan Carlos I y del primer presidente socialista de la recuperada democracia, Felipe González; y un México del "reformador" presidente Carlos Salinas de Gortari. Ahora estamos en una España y en un México con gobiernos contestados, criticados gravemente en las opiniones públicas, y con un nuevo monarca hispánico en un nueva etapa de crisis importante en la institución monárquica. 

En definitiva, a la XXIV Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado celebrada hace unos días en Veracruz (México) no asistieron como suele ser habitual en los últimos años algunos presidentes latinoamericanos con gran peso económico-político en la región. En este encuentro faltaron Cristina Fernández de la Argentina, Evo morales de Bolivia, Nicolás Maduro de Venezuela, Daniel Ortega de Nicaragua, Dilma Rouseff de Brasil y el "clásico" ausente Raúl Castro de Cuba. Ausencias motivadas esta vez por la lógica de las circunstancias de cada uno, como la postura -obvia- indigenista del boliviano Morales ("las Cumbres son un invento de los monarcas españoles para su único interés"), pero también por las fricciones locales en el Cono Sur en materia económica, ante los "nubarrones negros" que para la economía latinoamericana supone la bajada de precios de las materias primas (el precio del petróleo no deja de caer, por ejemplo).

Por tanto los logros de la Cumbre están alejados de la "gran política" o del "manejo económico", temas que se evitaron para que la familia mal avenida no se crispase más, y corresponden al terreno educativo y cultural. Elementos, a mí entender, tan cruciales como el precio del barril de crudo. De esta cumbre saldrá algo que ha gustado a todos: una especie de "Erasmus a lo Iberoamericano". Invertir miles de millones de dólares (euros) en la movilidad estudiantil y docente, mejorando la calidad con la unión de becas y departamentos de estudio en toda Iberoamérica. 

Este blog, al sentirse español e iberoamericano a partes iguales, desea contribuir en este proyecto con su "pequeño grano de arena": 









Comentarios

  1. Si te digo lo que pienso, Gustavo... En general, estoy de acuerdo con las críticas, pero en realidad soy más optimista. La Conferencia Iberoamericana es el organismo de integración regional más extenso y más plural que tenemos. ¿Cómo va a funcionar peor que UNASUR, peor que el ALBA? Es imposible. Esas dos cualidades que te digo lo impiden. Y te pongo un ejemplo de lo que le pasó a Bolivia. El presidente Evo Morales salió a decir unos días antes que la Cumbre Iberoamericana no era importante, que lo importante era UNASUR y el ALBA. Y se pegó un faltazo, él, y su Vicepresidente, Álvaro García Linera, -que es más blanco y más hispano que tú y yo, y sin embargo es el ideólogo del indigenismo boliviano, ojo- aunque igualmente envió una delegación de alto nivel, porque una cosa importante es que más allá de lo que se diga, ningún país falta a las Cumbres Iberoamericanas. Por algo será. Muy bien. Resulta que en la Cumbre de Veracruz, salió una Declaración de apoyo a la salida al mar para Paraguay, cuyo jefe de Estado sí asistió a la Cumbre Iberoamericana. ¿Le servía o no le servía a Evo Morales haber asistido a la Cumbre Iberoamericana? Lo que pasa que Bolivia tiene mala relación con Chile, que acaba de mandar a la Corte Penal Internacional. Una vergüenza, cuando la Conferencia Iberoamericana tiene un Tribunal de Arbitrajes, y todo el mundo está dispuesto a solidarizarse con Bolivia, incluso Chile, lo que pasa que Chile plantea una solución que Bolivia dice que no le sirve porque quiere ''salida al mar pero con soberanía''. O sea, que Chile renuncie a un pedazo, que si Michelle Bachelet hace eso, al otro día tiene una revolución, obviamente. El asunto es que ahora, el diario El País de España, dice que Bolivia le anda mendigando apoyo... ¡a EEUU! que si llega a ser verdad... ¡Qué vergüenza! Porque resulta que en no sé qué año, EEUU apoyó a Bolivia contra Chile... ¡Qué vergüenza!

    ¿Qué es lo que significa toda esta historia en definitiva? Que la Conferencia Iberoamericana sirve. Es un bloque de países americanos y europeos, con posibilidades de que ingresen países asiáticos y africanos, que si lo que quiere Bolivia es demostrar que ''el Sur también existe'', ahí está. Que aprueben el ingreso de esos países. Es un bloque no alineado ideológicamente, y eso es muy importante en el mundo actual. Si Bolivia quisiera, podría sumar el apoyo de países a su demanda, incluso de Chile.

    Ahora quisiera ver yo qué va a hacer Bolivia. El faltazo le restó apoyos. Todos los demás países consiguieron ser tenidos en cuenta en la Declaración Final. Cuba, por ejemplo, estuvo representada por su vicepresidente, que como su nombre lo indica, hace de jefe de Estado cuando este no está, nadie lo conoce fuera de Cuba, pero el hombre existe, se llama Miguel Díaz-Canel el vicepresidente de Cuba. Y Cuba obtuvo una moción de apoyo de la Conferencia Iberoamericana contra el bloqueo de EEUU. Con lo cual deja todavía más aislado a EEUU en este tema.

    Argentina obtuvo una moción de respaldo a la descolonización de las Islas Malvinas. Otra más, para dejar aislado y bien aislado al Reino Unido. El Gobierno argentino mandó a Timerman, que es un peso pesado del propio Gobierno y de la diplomacia rioplatense. Como Ministro de Exteriores, no era lo mismo que el jefe de Estado, pero sí está claro que fue en representación del Ejecutivo argentino y ¡cómo!

    ResponderEliminar
  2. Y para completar lo que te decía en la nota anterior, acaba de saberse que ahora hay lío de Chile con el ALBA, porque resulta que el ALBA apoyó a Bolivia en algo que es un litigio entre Bolivia y Chile. O sea, si este tema se hubiera planteado en la Cumbre Iberoamericana y con otro espíritu, no se estarían generando todos estos líos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues debes llevar razón sobre que la ausencia de presidentes quizás exagera la crítica, pues en el fondo casi siempre "Todos" estamos y acudimos a las Cumbres aunque no vaya el Jefe del Estado correspondiente...bueno, como latinos que somos también en España nos tomamos las cosas muy a pecho (pasión) y hacemos de algo menor, a veces, algo tremendo. Tus matices dejan una visión más optimista, aunque nada dices de Maduro y Venezuela. Supongo que como nuestros representantes en la Cumbre, evitas tratas temas delicados, que crispan a la "familia". Se nota que está pasando una grave crisis interna, con muchos problemas internos, y debe azuzar al "enemigo" exterior para distraer al pueblo (acción que tachan, aquí, de populista).
      El ex presidente español Aznar se merece las más duras y directas críticas, no es santo de mi devoción (en mis antípodas ideológicas), pero no es de recibo el insulto y el agravio, pues nos guste o no, fue un presidente elegido en democracia y aunque a su manera, es un demócrata (y eso que me cuesta escribirlo). Gracias por tus comentarios, saludos desde la "capital del Imperio"...¡jeejeeejee! Es broma, había un programa cultural de radio (cadena española) de mucho éxito que se despedía así en los años 90

      Eliminar
  3. Sí, me habías contado lo del programa cultural de racio cadena española. Lo de España y Venezuela, es como lo de Bolivia y Chile. Los dos tienen razón y ninguno tiene razón. Maduro apareció de golpe y porrazo con los 1.200.000 muertos de responsabilidad de Aznar cuando todo el mundo estaba celebrando el éxito de la Cumbre. ¿Por qué? No se sabe, ya que era un tema para otra ocasión. Por otro lado, a Aznar fue el Papa nada menos el que le pidió que no apoyara la guerra de Iraq. Fue Juan Pablo II, no fue el Papa Francisco. Y a Aznar el pedido del Papa le entró por un oído y le salió por el otro. Prefirió apoyar a la impresentable Cúpula anglosajona. De otra manera, la Cúpula anglosajona hubiera quedado aislada, que era lo que había que hacer. Ahora, como consecuencia de ese ataque, los terroristas hacen lo que quieren en Iraq, Libia, Paquistán, etc. Me dirás que el asunto tiene causas más profundas, y la tiene, pero la Guerra de 2002 catalizó muchas cosas.

    Ahora, te voy a decir una cosa: Aznar desobedeció al Papa. En 500 años, ningún gobernante español había desobedecido (moralmente, claro, en una civilización católica) al Papa. Rompió una tradición, y prefirió aliarse con los enemigos seculares de España. Ahora hay quienes lo consideran igual de responsable que Bush y Blaire. Allá él.

    Sobre por qué Maduro no fue a la Cumbre Iberoamericana él personalmente, puede ser que porque piense igual que Evo Morales, pero hay que tener en cuenta que por aquellos días, denunció que había planes para dar un Golpe de Estado y para asesinarlo. Si exagera o no, no sé, pero yo que él no hubiera ido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo peor de Aznar no fue "desobedecer" al Papa, lo peor fue desoír al pueblo y traicionar su voluntad. Fueron (me incluyo) los millones de españoles que salíamos cada fin de semana protestando contra la guerra y que España participase. Pero igual que en América Latina se dan "cancilleres" de personalidad intolerante, así nos pasó acá con Aznar. Sobre lo de apoyar a la cúpula anglosajona es vergonzoso, sí, resumido así; pero España también ha tenido tradición en su política exterior de lo que llamamos "vocación atlantista", apoyando al Reino Unido y EEUU frente al eje franco-alemán europeo. Eso si no es visto como "claudicación" al imperio anglo, es totalmente comprensible, es tan razonable como cualquier otra línea de proyección internacional.
      En cuanto a conspiraciones, sabes que no son de mi gusto, no pierdo ni tiempo ni neuronas.

      Eliminar
  4. En realidad, yo te escribía para otra cosa. Era sobre el tema del rey, que tú dices que no le dieron publicidad. Me parece que Felipe VI tiene un estilo personal diferente de Juan Carlos I, prefiere un perfil bajo, mientras el padre tenía un perfil alto. Son circunstancias y personas diferentes. A veces los hijos se forman por oposición al padre.

    Yo lo miraría desde otra perspectiva: ¿El destaque periodístico de la persona del rey favorece a la monarquía? No necesariamente, porque una cosa es la persona y otra cosa es la institución. Pero además, una cosa es la monarquía española y otra cosa es la monarquía hispánica. Cuando Hispanoamérica rompió con la monarquía española, no rompió con la monarquía hispánica. Si no, estaríamos desacatando a la Real Academia de la Lengua Española, rechazaríamos los premios Príncipe de Asturias, etc. La cabeza de la monarquía hispánica es Felipe VI, que también es la cabeza de la monarquía española. La primera es cultural, la segunda es política. Están relacionadas pero son perfectamente separables, y así es como funcionan. Estas instituciones monárquicas hispánicas, están vivas desde que se fundaron, a principios del siglo XVIII. No hay ningún país ni americano ni asiático, incluyendo a EEUU y Filipinas, que haya dejado de mandar miembros correspondientes a las Reales Academias en los últimos 200 años.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este punto es más interesante. De verdad, Mónica, me sigo sorprendiendo gratamente (tras ya varios años de conocernos en estos "debates") de tu clarividencia y perspicaces razonamientos en cuestiones que se están olvidando y menospreciando en España (e imagino que también en Portugal y, por lo que dices, en la misma América Latina). Cuando se pone en cuestión a la institución monárquica en España sólo abordamos el tema político e ideológico, obviando de forma errónea otras facetas de estas instituciones....gracias por tan agudo comentario.

      Eliminar
  5. Sobre el punto de ''tratar temas delicados'', bueno, me parece que no. Lo que pasa que la oposición venezolana (que a veces es oposición y otras veces es injerencia imperial de EEUU) no se comporta de forma inteligente a la hora de expresar su descontento. Por ejemplo, si tú quieres denunciar que en un país hay violación a los derechos humanos (si bien en todo país los hay, sin que eso signifique que el Gobierno es una dictadura) tú debes informar cómo, dónde, quién y cuándo y no puedes hablar en general como si fuera una cosa sobreentendida que tal y cual Gobierno es una dictadura porque resulta que tú estás enojado y punto. Lo único que consigues es que la gente no te entienda, pero lo que sí entiende la gente, es que rechaza la violencia.

    Ahora se acaba de informar que la jueza que entiende en el caso de Leopoldo López, le negó la excarcelación, con lo cual desatiende una petición del Comité contra la Tortura de la ONU, que es vinculante para Venezuela, porque el país firmó la Convención contra la Tortura. No se necesita que te saquen los pedazos para que el Comité de la Tortura entienda en un caso: ellos hacen un estudio de las condiciones de reclusión, con eso alcanza. Bueno, ¿ves? Ahí tenés algo, ténes un cómo, quién, dónde y cuándo. Difunde la información Últimas Noticias de Venezuela, de donde la toma NODAL, y de NODAL la tomo yo. Es una noticia perfectamente imparcial: remite a los hechos, y presenta detalles:

    http://noticiasimparciales.blogspot.com/2014/12/venezuela-jueza-nego-peticion-de.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este punto, como puedes comprobar en el blog, prefiero no tocarlo, pero no por la crítica (autocrítica) que hago sobre lo de evitar "lo delicado", más bien porque prefiero, que es el motivo del blog, el análisis más generalista, más mundial o internacional, sin localizar tanto la polémica.
      Te podría decir que la imparcialidad debería sopesar posturas, pues ya sabes que lo imparcial no existe, y que deberías adjuntar a este tema, por ejemplo, el tratamiento que se ha dado de las visitas a Europa de la esposa del opositor para que se intercediera por el encarcelado...sin ánimo de polemizar o de seguir este debate en concreto, me atrevo a dar mi opinión y decir que lo malo de Venezuela es que se meta en la cárcel a cualquier opositor político basando la acusación en algo tan poco democrático como usar "la violencia política" (en las protestas sociales y de la calle) como arma para deshacerse del adversario.
      En Europa metemos en la cárcel a los corruptos políticos, no al adversario político.
      Gracias por tan interesantes aportaciones que mejoran mi texto,
      Gustavo A.

      Eliminar
  6. Sin ánimo de polemizar, pero yo creo, que entre el eje atlantista y nosotros, España nos debería priorizar a nosotros. Y nosotros estábamos contra la guerra de Iraq. Hubiera podido tomar en cuenta nuestra posición.

    Sin ánimo de polemizar, cuando dices ''que se meta en la cárcel a cualquier opositor político'', debes decir quién, cómo, cuándo y donde. (No es que lo tengas que decir ahora mismo). Y por la violencia política en las protestas sociales y en la calle, hay normas en España por lo menos, por las que vas a la cárcel. Esas normas son denunciadas todo el tiempo por la oposición. Alcanza con entrar a los sitios de la izquierda española para encontrar todo tipo de denuncias con lujo de detalles. Si fuera por esto, habría que inferir que España es una dictadura. (Pero en el balance, existen otras razones para pensar que no lo es). Ejemplo la denuncia que La República pone ayer de haberse realizado un operativo policial (con orden de juez, claro, pero en Venezuela también es así) contra el grupo Kasa de la Muntanya que califican de ''asalto'' y de que son víctimas de la represión de la Audiencia Nacional por su ideología anarquista.

    http://www.larepublica.es/2014/12/operacion-de-la-audiencia-nacional-y-los-mossos-contra-el-movimiento-libertario/

    Yo no sé nada sobre el punto y no sé ni quiénes son, pero te lo pongo de ejemplo porque todos los días del Señor están denunciando en La República algo así. Y entré ahora en el sitio solo para ponerte un ejemplo. Resulta que me encuentro con esa noticia que ni idea tenía.

    Sin ánimo de polemizar, pero es que no me gustan los sobreentendidos de este tipo. Y no sé si no tiene nada que ver con las civilizaciones y culturas; las diferencias entre civilizaciones y culturas frecuentemente surgen de sobreentendidos de esta clase. Venezuela es un caso para España, pero también lo es España para muchas personas en América Latina; tú lo llamas (y es exacto) Leyenda Negra. ¿Tanto cuesta buscar los puntos en común, en lugar de ahondar las leyendas negras?

    Puede que no creas en conspiraciones, pero algo debe haber pasado para que Maduro no fuera. Problemas tiene.

    Con todo cariño: No solo en Europa meten en la cárcel a los corruptos en vez de los adversarios políticos. En América Latina también. Uruguay es un ejemplo.

    Digo todo esto porque siempre está saliendo el tema Venezuela y el famoso ''eje bolivariano'' como si se tratara de un obstáculo para la Cumbre Iberoamericana -que si miras bien, es una especie de Ejecutivo colegiado que integra también el rey-; cuando la Conferencia Iberoamericana (no la Cumbre) es mucho más que eso, y funciona en la práctica como una Confederación (no una Federación sino una Confederación, que es cuando cada país mantiene su independencia); donde la Cumbre es simplemente una instancia de coordinación, y en la realidad de todos los días hay muchas otras instancias de coordinación, como dice la secretaria iberoamericana ''por debajo de los presidentes''.

    Esto de que en la práctica exista una Confederación iberoamericana moderna junto con una Monarquía hispánica que nunca desapareció del escenario internacional, y que sigue plenamente vigente, debería ponernos felices. A veces el optimismo es una cuestión de enfoque, tiene que ver con la forma cómo miramos lo que está allá afuera, subjetivamente, y no tanto con qué hay allá afuera, objetivamente. Como tú me dices -y te agradezco el elogio- tratando de que la mirada sea perspicaz.

    Gracias por comentar mis puntos de vista; lo mío simplemente es un intercambio de ideas, no sé si mejora tu artículo, pero intento aportar otras perspectivas en un mundo cada vez más complejo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, de nuevo, por tus comentarios. Puntualizar que si en América Latina las sociedades (la gente) consiguen que sus gobiernos tracen la política exterior que ellos, la mayoría, desean, pues mi enhorabuena. Ya te digo que en España la inmensa mayoría salió a manifestarse contra la guerra...pero Aznar hizo lo que le dio la gana. Optó por la "vocación Atlantista" española que no es una línea de acción de hace 2 días, de la guerra de Iraq solamente....lo hizo para mi disgusto y el de millones más de españoles que teníamos la misma posición contraria que América Latina (no toda, te recuerdo que Aznar se llevó a la guerra a los pequeños países centroamericanos que tanto dependen de la Ayuda Internacional Española; recuerda la "famosa perla" del ministro de defensa español gritando en Iraq, ¡Viva Honduras!, frente a unas tropas de El Salvador)
      Respecto al asunto Venezuela, que sería el más "delicado" en este debate de ideas, puntualizar que las fuentes que usas de la izquierda en España (La República) para argumentar tu ejemplo son muy marginales...me explico, no sirven para ilustrar la verdadera dinámica política del país. Esos detenidos no son "oposición política", no tienen representación popular de ninguna clase. Insisto, en España no hay opositores de "poder político" en la cárcel por ser eso, adversarios políticos.
      Otra cosa es la ley, las normas como tú dices. Precisamente ahora el gobierno intolerante del PP ha aprobado abusando de su mayoría parlamentaria y sin consenso político nuevas normativa que afecta a la protesta en la calle o manifestación social, la controvertida "Ley Mordaza". Una normativa que endurece las sanciones y posibles penas de cárcel por algo que debe ser libre, la libertad de protesta, reunión, expresión crítica contra el poder/gobiernos....
      Lo que me viene a demostrar que los extremos "se tocan". Que el gobierno conservador de derechas del PP se acaba pareciendo, "tocando", con el socialismo radical que conocemos como "bolivariano" (por darse con la particularidad de América Latina). En fin, un obstáculo más que provoca sobreentendidos o malentendidos (prefiero llamar yo) para el equilibrio más razonable y el buen entendimiento...

      Eliminar
  7. Noticia reciente: EEUU y Cuba reanudarían las relaciones diplomáticas rotas desde 1961. No digo que sea resultado exclusivo de la Cumbre de Veracruz, pero en algo debió influir la Declaración de la Cumbre:

    http://www.republica.com/2014/12/17/eeuu-reanudan-sus-relaciones-diplomaticas-interrumpidas-durante-mas-de-medio-siglo/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda; todo gesto en el buen camino, por pequeño que parezca, cuenta.

      Eliminar
  8. ¡Ah! Olvidé comentar y reconocer que el Uruguay sí que está haciendo bien las cosas y que debería ser el modelo o la referencia a mirar y seguir en Iberoamérica...y no Venezuela o la misma Argentina. Me alegro por vos y por ese país que siempre andaba"acomplejado" entre gigantes de la región (Brasil, Argentina, Chile...) y que ahora tiene de que "presumir". Saludos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada