Plan contra las mafias libias que trafican con inmigrantes: EUNAVFOR MED

Embarcación mafiosa repleta de inmigrantes

El contraalmirante italiano, Enrico Credendino, dirigirá el plan naval militar europeo (EUNAVFOR MED) contra las mafias libias que trafican en el Mediterráneo con la desesperación de las personas que desean emigrar al viejo continente. Italia lidera el dispositivo militar que se planificará con el visto bueno de la ONU porque es la nación europea que más afectada se está viendo en la crisis humanitaria vivida en las costas fronterizas entre África y Europa. Son miles los emigrantes ahogados en el Mare Nostrum y como dice la frase hecha, “más vale tarde que nunca” y Europa entra por fin en acción.

Que sea al final una opción militar puede alarmar a los partidarios de la acción diplomática o a los activistas por la solidaridad y la ayuda social; pero demos un voto de confianza, otras operaciones navales de las armadas europeas han tenido resultados eficientes, como las realizadas en Somalia que ha reducido al mínimo la actividad de los piratas (secuestradores) en esos mares. La Marina española es una vieja veterana en la lucha contra la piratería y tuvo un papel destacado en la ‘Misión Atalanta’ del Cuerno de África.

En esta ocasión la misión naval europea quería actuar de forma directa contra las infraestructuras, inutilizando o destruyendo barcos y puertos, de las mafias que controlan el tráfico de personas en suelo libio; sin embargo, ciertas reticencias surgidas en el parlamento europeo sobre la legalidad de tales acciones militares ha convertido esa primera intención en el último recurso o en la tercera fase de un programa que contempla, buscando el amparo legalista de Naciones Unidas, los siguientes puntos:

  • Detección y supervisión de las redes de migrantes. Recabando información con patrullas marítimas de acuerdo con el Derecho Internacional, aunque no siendo necesaria una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU.
  • Abordar, inspeccionar y si fuera necesaria la incautación y desvío en alta mar de toda embarcación sospechosa de ser utilizada para el tráfico de personas y para el contrabando, de acuerdo con el Derecho Internacional.
  •  En el caso de que los abordajes se hicieran en "aguas territoriales o aguas internas" de Libia se contaría con su "consentimiento" o con los términos del acuerdo firmado que establecerá las pautas de la misión humanitaria.
El inicio de este operativo naval está previsto para el mes de junio; durante estos días finales de mayo se intentará encontrar el máximo consenso en las condiciones del plan naval, como la autorización internacional para inutilizar esas embarcaciones, quedando fijadas en una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU.

Mientras tanto, el factor humanitario de este operativo naval se discute en el seno de la UE con la nueva regulación sobre el asilo al refugiado. Las cuotas de refugiados que cada país deben asumir ha sido criticadas por España al "considerarlas injustas", pues-según el ministerio de Exteriores- no se están teniendo en cuenta factores como los elevados índices de desempleo de algunos países. 


Comentarios