Debate electoral: por qué los gatos hacen miau y los perros guau


Photocall previo del debate electoral 7-D

Después del pasado debate electoral televisado la noche del lunes 7 de diciembre lo único que logro hacer son preguntas sin respuestas. Peor, cuestiones que parecen no tener respuesta aunque al final salen contestaciones de todo tipo. Como esa pregunta que encabeza el titular de esta entrada de la web-blog. ¿Por qué los gatos hacen miau y los perros guau? Parecerá una tontería, pero no hay una respuesta convincente del todo.

Eso pasó con el debate político del 7-D realizado en el grupo mediático Atresmedia. Además, al igual que la supuesta pregunta absurda de los perros y los gatos, las respuestas más “auténticas” y que parecen más correctas son las que se difunden en las redes sociales. Los “expertos” de menéame y los creadores de memes en las redes sociales tienen las respuestas más ingeniosas y, por supuesto, la razón. Una convicción basada en la idiotez de preguntar algo que no merece respuesta o que ni siquiera debía haberse preguntado.

Pero reflexionen. Porque teniendo unas características físicas parecidas, una capacidad craneal similar y una laringe casi igual, el perro hace guau y el gato hace miau. El chiste dice que porque si el gato hiciese guau sería un perro. No le veo la gracia. Igual pasa con los candidatos y la “delegada” del candidato del PP que debatieron durante dos horas y media, de pie, frente a las cámaras de televisión este pasado lunes...que por qué unos hacían guau y otros miau. Y aún así no sabría decir si unos eran canes y otros felinos.    


Los participantes en el debate del 7-D. Fuente imagen

El debate del 7-D tuvo un ganador claro para cada partido: su candidato. Eso es así siempre. Guau. Para los que tienen decido su voto también es así, ha ganado el candidato por el que van a votar. Miau. Los indecisos por el guau o por el miau lo tendrán difícil. Se plantearán preguntas del tipo: ¿por qué ha ganado el debate alguien que representaba a un candidato que no quiso debatir? La respuesta sería del tipo, porque si hiciese guau sería un perro.

¿Por qué ha ganado el debate, según las redes sociales, un candidato que tiene el triple de seguidores que los otros candidatos en las susodichas redes? Es como decir, es un gato porque hace miau. ¿Por qué ha perdido el debate un candidato que fue el único en plantear las acciones que haría si llegase a ser presidente? Quizás porque fue el único que hizo miau ante tres guaus. ¿Por qué ha perdido el debate un candidato que se mostró nervioso? Según los expertos en ladridos porque se movía mucho, como el rabo de un perro contento ante su dueño. La verdad, otra veces que también ese candidato, fuera de un debate, decía guau lo hacía moviéndose mucho.

En mi opinión, el verdadero ganador del debate fue el grupo de comunicación que lo patrocinaba y emitía. A diferencia de los candidatos consiguió los objetivos que se planteó con su montaje: máxima audiencia y repercusión mediática para las cadenas televisivas del grupo. Los participantes en el debate electoral tuvieron el mismo discurso que llevan en cartel semanas, ninguno arriesgó sacando de la gatera una medida de gobierno, un plan político, que ilusionase a los indecisos y les convenciera para asignarles su voto.

Se buscaron esos votos de los indecisos, claro está, pero se hizo pensando en el votante decepcionado con su “antiguo voto”, no pensando en el que duda sobre la eficacia o validez de cada candidato... por eso, yo no veo tan absurda la pregunta: ¿por qué los gatos hacen miau y los perros guau?

Gustavo Adolfo Ordoño ©


Comentarios