Bienvenido Mr. Obama; los viajes de los Obama a España

Obama bajando del Air Force One. Fuente imagen

Primero fue Michelle Obama, la Primera Dama, que vino a Madrid como capítulo final de una gira internacional que promocionaba potenciar la educación de las niñas. Algunos quisquillosos comunicadores se preguntaron por qué eligió a España para promocionar un tema superado en nuestro país, con educación completa, sin discriminación de género. La Primera Dama había venido de países con déficit en ese derecho, como Liberia y Marruecos, lo que provocó esa infundada suspicacia. En realidad, Madrid se elegía como foro internacional para concienciar sobre el proyecto Let Girls Learn (Dejemos que las niñas aprendan) desde Europa y porque aún existe una “diplomacia de damas tomando el te”. La reina Leticia, parece, se comprometió a dar este impulso en Madrid al proyecto de los Obama cuando estuvo hace seis meses en la Casa Blanca.

Poco más de 10 días después de la visita de la ‘First Lady’, el próximo sábado 9 de julio, viene el “pez gordo”: el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama. En principio, esta visita estaría dentro de la agenda diplomática de más alto nivel de Washington y Madrid; sin embargo, se ha ido postergando porque en España tras dos elecciones generales aún no hay gobierno y Obama deseaba darle mayor empaque y no ser recibido por un presidente español “en funciones”. Al final no se ha podido esperar más, Obama no había visitado España como presidente de EEUU y está acabando su segundo y último mandato. El presidente estadounidense siempre quiso incluir a España en sus visitas a Europa, como una forma de acabar con la tirantez del pasado reflejadas en la última administración Bush y el gobierno del presidente socialista Zapatero. Tirantez que ha tenido la consecuencia de 15 años sin una visita oficial a España de un presidente de Estados Unidos.


Esta visita comienza en Sevilla por un deseo personal del presidente Obama. Además de la reconocida belleza de la ciudad y su interés cultural, el presidente estadounidense tiene la curiosidad de conocer los escenarios reales donde se ha rodado la última temporada de una de sus series favoritas, ‘Juego de Tronos’. Pero también encierra un simbolismo geopolítico que se querrá maquillar con el boato protocolario. Nos referimos a la visita que hará Obama a la base de Rota, un enclave militar aeronaval de crucial importancia para la OTAN, por ser el centro de la ‘Defensa Antimisiles’. No en vano, Obama vendrá a España desde la cumbre de la Alianza Atlántica que tendrá lugar esta semana en Varsovia.

Michelle Obama y la reina Letizia en jardines Palacio Zarzuela. Fuente imagen REUTERS

Es una sutil manera de dar el definitivo visto bueno para que Rota y la cercana Morón de la Frontera (Sevilla), las bases de uso conjunto hispano-estadounidense, se conviertan en la “punta de lanza” de la OTAN contra la amenaza del auge del yihadismo en África y el aumento belicista del presidente ruso, Putin, en el Este europeo.  Otras bases en Marruecos o en Sicilia quedan descartadas, la profesionalidad y eficacia de nuestro ejército parecen gustar más al ‘amigo americano’.  En resumen, una visita protocolaria que se hace casi a última hora (a Obama le quedan 6 meses de mandato) y que será aprovechada al máximo. Incluso, está previsto que el presidente Obama mantenga una reunión, además de con el presidente en funciones Mariano Rajoy, con los líderes que han estado pugnando por el gobierno español: Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera.

La ciudad de Madrid ya se está “blindando” en seguridad para esta visita. Doy fe de ello. Vivo cerca del centro de la capital y esta mañana lo primero que he visto al salir de casa ha sido al cuerpo especial de la “policía subterránea” inspeccionar todas las alcantarillas de mi calle. Se prevé una temperatura media de 36º, un ejemplo nítido del caluroso julio madrileño. Aunque la comitiva vendrá de Sevilla, con una caló que rondará los 40º. Bienvenido, Mr. Obama.

NOTA del Editor:

Como bien sabrán los lectores españoles de Pax augusta, el presidente Obama acortó su visita por las muertes de 5 policías en una manifestación contra la violencia racial en Dallas el pasado 8 de julio; no visitando Sevilla y pasando menos tiempo en Madrid, regresando el mismo domingo 10 de julio a EEUU.



Gustavo Adolfo Ordoño ©


Comentarios