Trump y la aniquilación definitiva del Estado Islámico (ISIS); la batalla por Mosul

Montaje fotográfico de Trump con el Ejercito de EEUU. Fuente imagen

A lo mejor el mundo civilizado comparte algo con los terroristas del Daesh. La preocupación por la victoria de Donald Trump en las presidenciales de Estados Unidos. Ironías aparte, el presidente electo Trump prometió acabar de un golpe con el terrorismo islámico. Una de sus salidas de tono y bravuconadas de Mr. Trump fue criticar al Ejército estadounidense por su escasa determinación en destruir a los terroristas del EI (Estado Islámico). Les venía a decir que por tener un presidente “blando”, Obama, no deberían quedarse con los brazos cruzados. Ha sido, también, una de las promesas estrellas de su campaña hacia la Casa Blanca: un plan para aniquilar de forma completa al ISIS. Pero, ¿es posible cumplir tal promesa?, ¿cómo será ese plan, un ataque masivo por tierra, mar y aire? Nos parece que hay “Trump” encerrado.

Por de pronto, Trump ningunea de forma injusta lo que ya ha realizado el Ejercito de EEUU al respecto. Es obviar mucho que las fuerzas armadas iraquíes han sido adiestradas por mandos de Estados Unidos y por oficiales de países miembros de la OTAN, la organización menospreciada por Trump al considerarla inservible y costosa a los intereses estadounidenses. España, por ejemplo, ha adiestrado a varios batallones de soldados iraquíes que ahora combaten por la toma de Mosul. Es evidente que el ejercito aliado no se ha quedado de brazos cruzados en la lucha contra el Daesh; siendo otra de las mentiras electoralistas que han aupado al poder al controvertido multimillonario Donald Trump.


Las contradicciones en las que incurre Trump no hacen más que acrecentar la incertidumbre sobre lo que será su política exterior. No se puede decir que EEUU dejará de ser la ‘policía mundial’ y luego asegurar que intervendrá con dureza contra el Estado Islámico; lo que obligaría a una intervención total en la región. No se puede “tontear” con el presidente ruso Putin, criticando la influencia y apoyo occidental a los rebeldes sirios, favoreciendo la causa del dictador Al Asad y sus aliados, y luego arremeter contra Irán (los persas apoyan a Rusia y Al Asad) asegurando que cancelaría los acuerdos recientes sobre el fin del bloqueo por la causa nuclear a Teherán.

Así, con todo, mientras Donald Trump desmadeja sus contradicciones o las mantiene demostrando su ignorancia geopolítica absoluta, la batalla de Mosul sigue su curso, iniciada con los planes geoestratégicos de la actual Administración y si las fuerzas de Bagdad consiguen su objetivo, la aniquilación total del Estado Islámico comenzará a ser una realidad sin que haya hecho falta poner en marcha la “chulería” de Trump. Nuestro reciente colaborador, el historiador especializado en el Integrismo, Mariano López de Miguel, nos aporta un texto para saber quién es quién en Mosul, el supuesto principio del fin del Estado Islámico, ISIS en inglés.  


 Leer “¿Principio y fin del Califato Global?” por Mariano López de Miguel



Comentarios