El ciberataque masivo que pudo venir de Corea del Norte

El virus WannaCry ataca de forma mundial estos días. Fuente imagen

El ciberataque masivo y a escala mundial iniciado el pasado viernes puede venir de Corea del Norte. El estrambótico régimen comunista-maoista-juché posee una tecnología nuclear y balística que parece sacada del álbum de fotos sepias de la Guerra Fría. Aún así, de vez en cuando, salta la noticia de una prueba con misiles realizada por Pyongyang con relativo éxito, poniendo a japoneses y surcoreanos al borde de un ataque de nervios y a los "jefes" estadounidenses muy irritados. Ahora se sospecha que ha contado con los medios, técnicas y colaboradores informáticos suficientes para lanzar uno de los mayores ataques cibernéticos de lo que va de siglo XXI. Otros ataques similares, aunque no tan masivos, realizados hace poco desde Corea del Norte en sus singulares venganzas contra el resto del mundo por las críticas al régimen contenían códigos y servidores similares al de estos últimos días.

Que se realiza una película producida por Sony, una comedia que ironiza sobre la figura del líder norcoreano Kim Jong-un, pues se les ataca donde más duele. La gran productora audiovisual japonesa sufrió el ataque a sus ordenadores en 2014, pirateando contenidos y accediendo a datos confidenciales. Si la autoría del ataque está en Pyongyang, ¿cuál ha sido esta vez la afrenta que intenta vengar Corea del Norte? ¿El encontrarse cada vez más sola ante el mundo? Recordemos que China también ha sido atacada. El único socio comercial y país que apoyaba en el concierto internacional a Kim Jong-un, lleva semanas endureciendo las críticas, que ya no son veladas, por los lanzamientos de misiles norcoreanos; el último este domingo pasado, 15 de mayo. 

Pyongyang amenazó sin indirectas a China con graves "catástrofes" económicas si se sumaba a los nuevos bloqueos comerciales sobre Corea del Norte o si osaba retirar su ayuda económica. ¿El ataque contra universidades chinas y empresas del sector local de comercio online supondrían esas terribles catástrofes? La disparidad del ataque, que ha afectado desde al Sistema de Salud británico a la empresa española de comunicaciones, Telefónica, nos puede indicar que es una especie de atentado terrorista, de ataque indiscriminado, sin que haya un objetivo determinado, un enemigo único al que afectar. El hecho de que China esté entre los más de 150 países afectados no ayuda a confirmar que el ciberataque responda a esas recientes amenazas norcoreanas. Más bien, si el responsable fue Pyongyang, todo responda a la gran capacidad de resistencia del régimen de Corea del Norte. 

Resistencia basada en la provocación y la temeridad. A sus líderes no les importó dejar un millón de muertos en los campos de batalla de la Guerra de Corea o un listado de hambrunas en su historia reciente que rozan el genocidio en esta lucha hercúlea contra "todos"; pues cuando había que plantar cara a la antigua Unión Soviética o a su mentora, China, se la plantaban. El virus lleva el nombre de WannaCry, siendo del tipo "secuestrador" pues pide rescate en moneda digital bitcoin para "liberar" los ordenadores infectados. No parece el estilo de acción de Corea del Norte, despreciador del "enriquecimiento" mercantilista del capitalismo. Más parece el estilo de los nuevos piratas que atacan al imperio, esta vez a un "Imperio de la Globalización digital". Aunque Pyongyang suele valerse y emplear con astucia las gamberradas de muchos 'anti sistemas', para dejar claro que "resistirá contra todos y contra todo hasta la muerte."




Comentarios