Canfranc, el único territorio español conquistado por los nazis - Pax augusta

Se está leyendo

Publicidad en Pax augusta

Su publicidad aquí

martes, 25 de septiembre de 2018

Canfranc, el único territorio español conquistado por los nazis

El hermoso edificio modernista de la Estación de Canfranc

Canfranc vuelve a estar de actualidad. En verdad nunca lo estuvo, a pesar de la gran importancia que adquirió durante la Segunda Guerra Mundial como 'puerto franco', como estación ferroviaria internacional. Un paso por el Pirineo aragonés que comunicó a España con la realidad actual de los convulsos años treinta y cuarenta del pasado siglo. Sin embargo, al estar relacionada con el pasado nazi más truculento (si es que ese nivel de barbarie se pudiera medir), el régimen franquista ocultó esa notoriedad nada más acabado el conflicto. Se ha documentado de forma rigurosa el paso del llamado 'Oro nazi', en su mayoría conseguido con las pertenencias de los judíos asesinados en masa, por el puerto de Canfranc para pagar el apreciado mineral de Wolframio español y portugués; destinado a blindar los Panzer germanos que asolaban al resto de la Europa continental.

La península, Portugal y España, se libró de verse arrollada por las orugas de acero de esos nuevos carros de combate alemanes; pero no se libró de tener protagonismo en la contienda, desmintiendo a la "neutralidad" (falsa) de sus dictadores, Salazar y Franco, respectivamente. Los ibéricos estuvimos conectados con el resto de Europa gracias a esa estación internacional pirenaica que se asemejaba mucho a una "Casablanca" (la célebre película de 1941) llena de espías de ambos bandos, militares nazis, franceses y, en lugar de italianos, españoles. Ese es el símil más atractivo que hace el autor del libro "Canfranc. El oro y los nazis" (2012), Ramón J. Campo, con el que me he documentado para este artículo. 

Aparte de ese "exotismo" de curiosidad histórica, que lo tiene por hechos tan sugerentes como que sirvió de ruta para salvar la vida a centenares de judíos que huyeron del terror nazi (algunos tan famosos como los pintores Max Ernst y Marc Chagall); a mí me gustaría incidir en que Canfranc también sirve como ejemplo de los muchos "ocultamientos históricos" que realizó la dictadura franquista para evitar ser relacionada con cuestiones incómodas de tratar o directamente criminales. El hecho de que fuese paso internacional para atravesar desde Francia la península, también sirvió desde principios de 1945 a muchos jerarcas nazis, que sabían perdida la guerra, como vía  de escape ante los previsibles juicios aliados. No se ha podido documentar, pero es probable que en su huida a Argentina vía embarcar en Lisboa tuvieran que pasar por la estación de Canfranc.

Izado de la bandera nazi en Atenas. No existen fotografías del izado en Canfranc, pero existe el testimonio fiable de varios testigos que confirman el "protocolo" nazi de ocupar toda la estación internacional con el izado único de su bandera

A partir de 1942, que cambia la percepción victoriosa de los ejércitos nazis por la de previsible derrota, la Francia de Vichy se vuelve más complicada de controlar. La pequeña villa de Canfranc y su estación se encontraban en la frontera de la Francia controlada por el gobierno "títere" del mariscal Petain. Pero en noviembre de ese año, Hitler decide ocupar toda Francia para asumir el "control total", que de facto ya ejercía. El destacamento de soldados germanos recibe la orden de tomar Canfranc y controlar de manera exhaustiva el trasiego de personas y mercancías. Los militares y gendarmes franceses no ofrecieron resistencia en su lado; en la parte española tampoco hubo resistencia en una ocupación confusa de una estación de tren que era aduana de soberanía compartida. De esta forma, se puede decir que Canfranc fue el único territorio español "conquistado" por los nazis. 

Canfranc vuelve a estar de actualidad… hoy porque, por fin, se va a recuperar para algo útil ese bien de interés cultural (se inauguró por Alfonso XIII el 18 de julio de 1928) que es el edificio de estilo modernista de la estación ferroviaria y su entorno, abandonados de forma lamentable desde 1970. Este pasado verano se aprobó el proyecto, demorado décadas, de recuperar la estación para su uso ferroviario (unirá Zaragoza con la localidad francesa de Pau) y además incluirá hoteles de diferentes categorías, zona de restaurantes y de ocio. Es un proyecto en el que la Unión Europea participa con financiación, reconociendo que Canfranc es parte de la memoria histórica compartida de los europeos. Para ello, la estación también será sede de uno de los tres museos del ferrocarril que existen en Aragón.



Gustavo Adolfo Ordoño ©

 Estación de Canfranc: Créditos de la imagen 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicidad en Pax augusta

Su publicidad aquí