Una imagen de España que pierde prestigio en América Latina (II Parte)


Es curioso comprobar cómo los incidentes entre gobiernos de países amigos, provocados incluso por agentes ajenos a las administraciones políticas como son las empresas privadas, mueven al terreno hostil las percepciones que se tienen de “los otros” y rescatan imágenes negativas, muy peyorativas de la historia compartida entre las naciones en litigio. Ocurrió en abril[1] de 2012 con la empresa española Repsol-YPF y el gobierno argentino de Cristina Fernández de Kichner que decidió expropiar la compañía para su control estatal. Algunos senadores y congresistas argentinos emplearon sin pudor un discurso hostil, casi bélico, comparando la actitud de la empresa española con la soberbia de la época colonial y con el mismo espíritu de esquilmar los recursos naturales del territorio americano[2].  Si bien, a este lado del Atlántico también surgieron actitudes chauvinistas que propiciaron un clima enrarecido.

Llevado al terreno político el debate, en el fondo, puso al descubierto los problemas internos más significativos de cada país. En Argentina se constató la cada vez más aguda crispación política en torno a la gestión de la presidenta Fernández, que la oposición argentina considera muy negativa – y populista- pues está alejando a la República Argentina del camino iniciado como potencia emergente en la región, perdiendo la "carrera" de protagonismo regional frente al Brasil. En España, puso en evidencia la gravedad, cada vez más difícil de calibrar (al borde del rescate económico), de la crisis económica que impregna totalmente en el país el clima social y político.

La cuestión, a mi entender, supuso la gota que colmó el vaso de la paulatina pérdida de prestigio y reputación de España en la América Latina. Esa imagen más negativa se detecta en lo hondo que está calando entre la opinión pública latinoamericana la información que les llega de la grave crisis económica que sufre un país al que tenían como modelo, si hacíamos caso al optimismo de la época de “vacas gordas” donde encontrábamos datos como los que aportaba el “Latinobarómetro” de 2005, donde el rey “Juan Carlos I es el líder internacional mejor valorado en Latinoamérica, por delante del presidente de Brasil,  Lula da Silva, y de José Luis Rodríguez Zapatero que obtiene la misma puntuación que Kofi Annan. En esa región, nuestro país se percibe como el estado europeo más democrático y el que más se preocupa por los ciudadanos latinoamericanos”.[3]


En el pesimismo de estos últimos años encontramos en el “Latinobarómetro” de 2011 datos significativos como la bajada del jefe del estado español, el rey Juan Carlos, al tercer puesto de los líderes mundiales más valorados, por detrás de Obama y Dilma Rousef. Brasil es ahora el país que más se preocupa por los latinoamericanos.[4] Consuela solamente comprobar que España, después de Estados Unidos, es el segundo país como modelo de vida a seguir.

La sensación de que el país va a la deriva económica motiva en la opinión pública latina la impresión de que los gestores políticos y económicos (empresarios, banqueros) españoles están siendo incompetentes y corruptos en la batalla por salir de la crisis, trasladando esas maneras ineficaces a las multinacionales españolas que operan en suelo iberoamericano (a Repsol se le etiquetó de incompetente y de no invertir para mejorar el suministro energético argentino). Es una apreciación que aparece a menudo en las encuestas realizadas para este trabajo.[5] Quizás cueste creer cuando tan solo en el 2009 el investigador más activo en materia de imagen exterior de España del Real Instituto El Cano, Javier Noya, titulaba uno de sus trabajos con el triunfal título: “La nueva imagen de España en América Latina”; publicado por Tecnos y que reseñaba Infolatam con el no menos triunfal: “Imagen de España en América Latina, un valor en alza”.[6]

Qué ha ocurrido en menos de un lustro para que de ser “un valor en alza” la imagen de España sea un valor en “caída libre”, similar a lo que ocurre con su información bursátil. En las encuestas realizadas, en el apartado de “Experiencia informativa”, encontramos algunas contradicciones que tienen relación. Cuando al encuestado más joven responde a la pregunta de si está más interesado en las noticias de España que del resto de Europa, la mayoría contesta que no, que por igual, para luego demostrar una apreciación de la realidad española dictada por las constantes noticias de la crisis económica y las protestas sociales (sobre todo las identificadas como protagonizadas por jóvenes) que reciben, desvinculándolas de la información europea.

Una opinión destaca del resto y que podría relacionarse con el aumento de la aceptación del “Nuevo Socialismo del Siglo XXI” entre la población más joven; consiste en la visión de una España dominada por la oligarquía política y sangrada por las ambiciones de los poderes financieros del capitalismo. Es el discurso predominante en el populismo demostrado por gobiernos que dicen guiarse por el “socialismo bolivariano”[7], que es “antielites” y anticapitalista; en las encuestas de Cuba, Uruguay, Argentina y Ecuador realizadas en el tramo de 20 a 25 años se aprecia esta idea de que en España el pueblo se está viendo sometido a estas injusticias capitalistas, como así ocurrió en América Latina durante décadas. Existe empatía hacia el ciudadano español, pero aumenta, como advertimos, las antipatías hacia los dirigentes españoles, lo que afecta a la imagen internacional del país.

Del anterior dato resalta que se dé también en países, como Argentina y Uruguay, que parecían seguir modelos sociales "más occidentales", pero que se advierte igual el aumento de esa apreciación anticapitalista “bolivariana”. En Ecuador, con el gobierno personalista del presidente Correa, se constata con mayor claridad y en Cuba aparece como natural el “lenguaje del anticapitalismo”.

Fuente de la imagen: http://www.cadenaser.com/recorte/20120417csrcsreco_1/LCO668/Ies/Fuera-Repsol-YPF.jpg


[1]  Consulta en Internet en junio de 2012: http://www.lanacion.com.ar/1470040-ley-expropiacion-de-ypf

[2]  Consulta en Internet/Youtube en junio: http://www.youtube.com/watch?v=LXNqF42DoT8
[3]  Barbería, J.L. (2006): “Made in Spain.3. Superar el ; artículo de El País, publicación impresa del 22 de junio 2006. Pp. 20-21.

[4]  Consulta en Internet en junio 2012: http://www.latinobarometro.org/latino/latinobarometro.jsp
[5] Ver anexo con la muestra de las encuestas.

Comentarios