«Cuatro niños a la venta», la historia tras esta imagen deshumanizada

 

Era 1948 y en la prensa de EEUU apareció esta fotografía que conmocionó a la sociedad

  Lo primero que «choca» en esta imagen es su propia credibilidad. Existen versiones que hablan de un acuerdo entre el fotógrafo y la madre de los niños, que a cambio de unos dólares accedió a componer esa dramática escena. Eran tiempos de posguerra y aunque Estados Unidos no había sufrido la destrucción de los bombardeos como en Europa, la economía mundial estaba en profunda crisis. Los padres de esos niños iban a ser desahuciados y eran desempleados con escasa cualificación laboral. Siguiendo la suerte de los pequeños ahora se sabe que esa fotografía no era un montaje, a la larga esos niños fueron vendidos. El caso ha tenido muchas interpretaciones, desde la sociológica hasta la psicoanalítica. En Pax Agusta analizamos esta imagen del siglo XX. 

Esta fotografía aparece por primera vez en un periódico de la llamada «América profunda», el poco conocido The Vidette Messenger de Valparaíso, en Indiana, un 5 de agosto de 1948. El autor de la imagen no ha trascendido porque no firmaba la extensa leyenda con la que se describía a su curiosa fotografía: 

Un gran letrero de ‘Venta’ en un patio de Chicago cuenta la historia trágica del Sr. y la Sra. Chalifoux, quienes se enfrentan al desalojo de su apartamento. Sin un lugar al que acudir, el conductor de camión de carbón Ray Chalifoux, desempleado, y su esposa deciden vender a sus cuatro hijos. La señora Lucille Chalifoux vuelve la cabeza hacia la cámara mientras sus hijos miran asombrados. En el escalón superior están Lana, 6 y RaeAnn, 5. A continuación, se encuentran Milton, 4 y Sue Ellen, 2

A esa descripción de la leyenda, añadimos que a la niña que mira a la cámara se la ve sonreír francamente con toda su inocencia infantil. Los niños se abrazan y parecen inmersos en sus cosas, ajenos al drama de la escena. La madre, que para colmo está embarazada de un quinto hijo, oculta su rostro con la mano. ¿Vergüenza? Pensamos que en el fondo no es el principal sentimiento de esa mujer sin escrúpulos. Es analizando su actitud donde se percibe un componente psicológico a este aparente drama social. Me entenderán mejor cuando les aporte este dato: años después Lucille Chalifoux se volvería a casar teniendo cuatro hijos a los que sí atendió. 

Rae, ya mujer madura, enseña el vestido con la que la vendieron por 2 $

La teoría macroeconómica nos cuenta que existió un fuerte repunte económico a los pocos años de acabar la Segunda Guerra Mundial. Lo que esos apuntes de economía no cuentan es que el desarrollo y la mejora en lo económico no sería igual para todos. En ciertos sectores industriales se tuvo que hacer reconversiones, como fue en el caso de la minería del carbón donde trabajaba el padre de esos cinco niños vendidos. Sí, el hijo que venía en camino también fue vendido. Dos años después de hacerse esa fotografía, en 1950, cada hermano vivió una "existencia vendida" a otras familias con dispar fortuna, aunque en mayor parte serían destinos penosos. La venta de sus hijos no hizo de Lucille Chalifoux una enferma mental, lo era antes. Pudo sufrir una patología sobre el vínculo maternal agravada por su difícil relación amorosa con el camionero Ray. Repudiar a los hijos de éste resultaba más fácil por eso, ayudando a tomar esa drástica decisión por sus penurias económicas.

Tras la publicación de la fotografía surgieron ofertas de trabajo para los padres y de acogida para los niños. No fueron aceptadas como solución, pues como decíamos los niños fueron vendidos en los dos años siguientes. Es decir, la teoría de problemas psicológicos del matrimonio no es descabellada. Apuntalada también con que tiempo después Lucille pudo volver a tener hijos con otro hombre y no venderlos, a pesar de no mejorar mucho su situación económica. La suerte de los niños vendidos daría para un melodrama televisivo. Violaciones, maltrato físico y psicológico, violencia social y esclavitud laboral son algunas de las historias tristes que vivieron.

Dos de los mayores, RaeAnn y Milton, acabaron en la granja de los Zoeteman viviendo una pesadilla. Encadenados en un cobertizo eran usados como mano de obra esclava. RaeAnn fue violada con 17 años y quedando embarazada su hijo fue dado en adopción, desconociendo su paradero. Ella logró huir de la casa de "jóvenes madres" donde la internaron. Su hermano Milton también huyó de los granjeros, pero su carácter se había moldeado en la violencia y tendría continuos comportamientos delictivos que le forzaron a entrar en un hospital psiquiátrico. David, el hermano que aún no había nacido en la fotografía analizada, tendría la mejor suerte. Sería adoptado de forma oficial -en realidad una gestión para encubrir la venta del niño- por la familia McDaniel. Este matrimonio fue estricto y severo con el pequeño, viviendo en la austeridad pero aportando cuidados y afecto. De las otras hermanas, Lana y Sue Ellen, no se tenían muchos datos por ser las "más perdidas". Lo único que Lana murió de cáncer en la década de 1990 y que Sue Ellen ya muy enferma en 2013 pudo conocer a su hermana RaeAnn gracias a las redes sociales


Gustavo Adolfo Ordoño ©

Historiador y periodista 

Publicar un comentario

0 Comentarios