Frágil, Niza


Bella y azul, Niza
En memoria y recuerdo de las víctimas del atentado de Niza el 14 de julio de 2016. Un poema de Rubén Darío en el centenario de su muerte, sirve para advertir a los que sólo saben odiar que los auténticos muertos son ellos.

Amo, amas

Amar, amar, amar, amar siempre, con todo
El ser y con la tierra y con el cielo,
Con lo claro del sol y lo oscuro del lodo;
Amar por toda ciencia y amar por todo anhelo.

Y cuando la montaña de la vida
Nos sea dura y larga y alta y llena de abismos,
Amar la inmensidad que es de amor encendida
¡Y arder en la fusión de nuestros pechos mismos! 


(Rubén Darío, 1867-1916) 

Comentarios