La desconocida colonia emigrante española en EEUU a principios del siglo XX

La "española" Margarita Carmen Cansino, más conocida como Rita Hayworth


Quizás se haya llevado en sus vacaciones de verano como lectura el último libro “Las hijas del Capitán” de María Dueñas, novela que ya está en el listado de las más vendidas y leídas en la oferta editorial española. El argumento literario no destacaría de otras obras de la autora, donde se combina el romance y la lucha por sobrevivir de sus personajes, si no fuese por dedicarse a la colonia emigrante española en Nueva York en las primeras décadas del siglo XX. Esos emigrantes han sido olvidados en nuestra historia y desbancados en la historia estadounidense por colonias “más ruidosas” o más vistosas como la italiana o la irlandesa en la conformación social y económica de esa mega ciudad conocida como la Gran Manzana.

El libro de María Dueñas nos cuenta la historia de emigración forzosa de una familia española en la década de 1930, donde el patriarca funda un restaurante en la zona de la calle 14, zona que se llegó a llamar “The Little Spain”, pero fallece en un accidente y sus tres hijas deben sacar adelante el negocio con las dificultades de su juventud, su condición de mujeres y la vertiginosa vida urbana del Nueva York de 1936. Es literatura, pero el componente de aventura e incertidumbre vital siempre está en cualquier fenómeno migratorio. La “aventura” de estos miles de españoles en los Estados Unidos de las primeras décadas del siglo XX, se ha visto diluida por el menor flujo migratorio en proporción a otras nacionalidades aunque también por la coincidencia con la Guerra Civil española, que acaparó todo el protagonismo histórico en lo relacionado con España.

En realidad, esta “invisible” emigración a EEUU contaba con una tradición que se remontaba a mediados del siglo XIX. En 1868 se fundaba en el modesto local del 151 Bowery Street en Manhattan la Sociedad Española de Socorros Mutuos (Centro Español-Spanish Benevolent Society); centro que aún hoy se mantiene con el histórico y popular nombre de "La Nacional". La iniciativa partía de un pequeño grupo de españoles de diferentes partes del país, no ajeno al aire progresista y modernizador que se daba en la península con el destronamiento de Isabel II. Era un Centro social y cultural desde sus inicios, no solo una oficina para que los inmigrantes recién llegados pudieran encontrar el apoyo de la colonia española en Nueva York. Ahora se ha constatado que, en verdad, supuso el primer centro de actividad cultural de la ciudad de Nueva York.

Animación en la entrada en la sede actual, aún en la Calle 14, de "La Nacional", la Spanish Benevolent Society

Ese último dato tan importante ya sería motivo suficiente para revalorizar la aportación social y cultural de esta colonia de emigrantes españoles en los Estados Unidos. Sin embargo, datos como ese o que Rita Hayworth, aunque nacida en Nueva York, se llamase Margarita Carmen Cansino porque su padre era un emigrante español procedente de un pueblo sevillano, han sido obviados en la historia contemporánea de EEUU y, de la misma forma paradójica, de la historia española. En la década dorada de Hollywood, en las películas los protagonistas de origen migratorio son italianos, polacos o irlandeses. Comunidades con masas migratorias tan grandes entre los siglos XIX y XX que, aunque solo fuese por cantidad, dominaron el perfil del emigrante europeo.

En tiempo reciente, existe una recuperación de esta memoria histórica, aunque aún de manera modesta y, la mayoría de las veces, por iniciativas particulares. Estudios históricos detallados no abundan y destaca un libro escrito por los investigadores James D. Fernández Luis Argeo, “Inmigrantes invisibles.Españoles en los Estados Unidos: 1868-1945”, pero que no se ha editado en España y se debe adquirir de manera online. El valor principal de este trabajo es que se trata un libro de fotografías, muchas de los álbumes familiares, y de testimonios de primera mano de estos emigrantes. Otra acción que recupera la historia de esta colonia de emigrantes españoles en EEUU son los documentales del cineasta y periodista Artur Balder. Son trabajos casi de exclusiva iniciativa particular, con escaso apoyo oficial que merman la capacidad de difusión.

Documental de Artur Balder

Esperamos que siga la tendencia a recuperar esta memoria del emigrante histórico a EEUU, que se aborden nuevos trabajos de investigación, que resalten la huella española en los descendientes ya estadounidenses de esos españoles. Algo que sacaría a la luz curiosidades como la sangre gallega, española cien por cien, que corre por las venas del gran actor Martin Sheen, cuyo nombre auténtico es Ramón Antonio Gerardo Estévez. Su padre fue uno de los muchos gallegos que emigraron a Ohio, y es un legado que trasmitió a sus hijos, también actores, Charlie Sheen y el que eligió el apellido español para  su carrera, Emilio Estévez.


Gustavo Adolfo Ordoño ©

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.