Heroínas de Sálvora, mujeres olvidadas de la historia. El naufragio del Santa Isabel - Pax augusta

Se está leyendo

martes, 3 de marzo de 2020

Heroínas de Sálvora, mujeres olvidadas de la historia. El naufragio del Santa Isabel


Las heroínas de Sálvora en una fotografía de la época, con una medalla al mérito civil

  Un parque próximo a mi domicilio se llama Jardines de las Heroínas de Sálvora. Pensé que se trataba de heroínas del 2 de mayo, pues es una zona donde existen varias placas que conmemoran el levantamiento popular de 1808 en Madrid contra el invasor napoleónico. Confundí Sálvora con alguna fuente o plaza a la que acudieran estas mujeres. Menos mal que mi curiosidad innata me sacó del error. Investigando llegué hasta esta historia olvidada. Cuatro mujeres gallegas, de la isla de Sálvora en la ría de Arousa, participaron con tan sólo sus manos y una pequeña embarcación en el rescate del mayor naufragio ocurrido en siglos por esas costas. Una de ellas, María Fernández Oujo, era una niña. Contaba 14 años esa noche tormentosa del 2 de enero de 1921.

Se cumplirá a finales de año el centenario de un viaje que tendría un final trágico. El buque correo Santa Isabel de la Compañía Trasatlántica Española realizaba dos cometidos principales. Uno, obviamente, el de repartir el correo por todo el litoral español. Otro, el de recoger a viajeros que luego hacían trasbordo a un navío mayor que se dirigía a América. En los puertos gallegos es donde recogería más futuros emigrantes, a los que dejaba en Cádiz para que tomasen el trasatlántico que les llevaría a la Argentina. Entre tripulación y pasajeros podía alcanzar una capacidad de 500 personas, medía 89 metros de eslora, 12 metros de manga, y fue construido en los astilleros gaditanos de Matagorda. Las fechas navideñas de diciembre de 1920 no fueron de descanso para el Santa Isabel, hasta el mismo día de Año Nuevo estuvo haciendo su trabajo. Una fuerte tormenta la madrugada del 1 al 2 de enero, le hizo refugiarse en la ría de Arousa.

La escasa visibilidad y el fuerte oleaje hicieron que el Santa Isabel colisionase con unas rocas. En Nochevieja muchos marineros de la pequeña isla de Sálvora acudían al continente a festejar la entrada de un año nuevo. Por eso, cuando las campanas del faro y los gritos de socorro de los náufragos irrumpieron en esa madrugada, apenas fueron una veintena, contando mujeres y niños, los habitantes de la isla que acudieron en ayuda de los pasajeros del Santa Isabel. El coraje y la determinación de cuatro mujeres suplieron a los experimentados pescadores que vivían en Sálvora. Sin duda, si hubiera estado toda la flota pesquera de la isla los rescatados hubieran sido muchos más. Solamente tres embarcaciones pudieron salir de Sálvora al rescate, una se dirigió a la localidad de Ribeira a pedir ayuda y las otras dos a rescatar náufragos. En una de ellas iban las tres jóvenes heroínas, la cuarta, llamada Cipriana Crujeiras, quedó en tierra recibiendo a los náufragos rescatados dándoles ropas secas, cobijo y comida.

El cuadro homenaje del pintor local, paisano de las heroínas, Seijo Rojizo
Las tres improvisadas marineras, Josefa Parada de 16 años, la más mayor con 24 años, Cipriana Oujo Maneiro y la mencionada adolescente, María Fernández Oujo, lograron con una pequeña barca de pesca rescatar a la mitad de los 55 supervivientes del naufragio. Debieron realizar varios viajes, sin saber navegar y en medio de un temporal, lo que hace más grande su gesta. Murieron en el naufragio 213 personas. En su época, durante un tiempo, en toda la prensa aparecieron como grandes heroínas. Sin embargo, la hazaña fue pronto olvidada. ¿Ninguneada por tratarse de mujeres? Es lo más probable. A los pocos meses de recibir condecoraciones por su valor y generosidad, la envidia de sus vecinos parece estar detrás de los bulos que surgieron sobre el robo a los cadáveres. La aparición de muertos mutilados para supuestamente robarles las joyas, por estar hinchados y no poder extraerles los anillos, hizo cambiar la opinión sobre las tres heroínas del mar. De nada sirvió el informe oficial del juez instructor, donde se demostraba que los cortes de dedos fue cosa de la Guardia Civil, al tener orden de recuperar las joyas de los fallecidos. 

El rápido olvido de la época aumentó la desmemoria que solemos tener en España sobre muchos hechos históricos. Mujer y en Galicia a inicios del siglo XX ya son elementos suficientes para convertir en heroínas a cualquiera de las mujeres de nuestra historia. Pero estas jóvenes de la ría de Arousa merecen sin dudar el calificativo de heroínas. Y poco a poco, aunque sea aprovechando la "moda de los centenarios", se está dando a conocer y se está conmemorando su gesta honorable. Tienen un parque con su nombre en mi barrio, un colegio público de primaria de esa región gallega lleva el nombre de "Heroínas de Sálvora" y el año pasado se rodó una película sobre la hazaña de estas mujeres, dirigida por la documentalista Paula Cons. Será su primera película de ficción, pendiente de estrenarse a finales de este año.

El vapor Santa Isabel en una foto de época. Fuente imagen encontrada en web de Cultura Galega
Más curiosidades de esta historia: el vapor Santa Isabel se llama así por la capital de la antigua Guinea Española. En principio fue construido para hacer la ruta Bilbao-A Coruña-Cádiz-Guinea Ecuatorial; pero el aumento de emigrantes a la Argentina le convirtió en "recogedor" de pasajeros que trasbordaban con ese destino a un gran trasatlántico. La isla de Sálvora estuvo habitada hasta principios de la década de 1980. Siempre rodeada de cierto misterio y magia, cubierta de niebla y con leyendas que la hacían llamar la "Isla de las Mentiras", podría haber sido el escenario de la reciente serie de crímenes en RTVE, Néboa. Hoy sólo se puede hacer turismo con autorización, es parque natural protegido. Esta historia olvidada, al menos sí tiene un buen libro de investigación sobre ella. Se trata de Sálvora: memoria dun naufraxio (1998), del periodista e historiador Xosé Mª Fernández Pazos; aunque de escasa difusión también. 


Gustavo Adolfo Ordoño ©
Historiador y periodista

2 comentarios:

  1. Qué heroínas!! 👏🏻👏🏻👍🏻
    Lástima que cayeran en el olvido, pero siempre hay tiempo para recordarlas, tan jóvenes y valientes.
    Chapeau por investigar la historia, debido a tu curiosidad.
    👌🏻

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti por la lectura, encantado de divulgar este tipo de historias olvidadas y tan merecedoras de ser recordadas. Saludos!!

    ResponderEliminar